Remedios caseros para el dolor de muelas.

3
Comparte Esta Pagina!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Crema de agua, sal y pimienta.

Tenemos estos muy bien conocidos condimentos que usamos a diario en nuestras cocinas, y el agua, un elemento que está siempre presente y es esencial en la vida de todos. Con esta combinación vamos a mezclar hasta conseguir una pasta que nos va a servir de analgésico para el dolor, colocándolo  en la muela afectada y esto nos va a reducir la inflamación. Este remedio lo vamos a utilizar por 5 días y veremos los resultados. Esta receta también va a detener el crecimiento de las bacterias que muchas veces son las causantes de caries y otras afecciones de la boca que puedan estar ocasionando el dolor de muelas.

Ajo y sal, algo primordial en nuestra cocina.

Muchas veces no sabemos qué cosas tan pequeñas como la sal o un simple ajo, pueden llegar a tener muchas propiedades curativas más allá de su función de darle sabor y sazón a nuestra comida diariamente. Esta vez les traemos una receta sencilla de realizar y muy efectiva para aliviar el dolor de muelas. Para preparar este remedio vamos a proceder a machacar el ajo con sal y aplicarlo en la muela donde sintamos dolor. Estos ingredientes tienen propiedades antibióticas que no ayudar a aliviar el dolor.

Enjuague bucal de agua y sal.

El agua es fuente de vida, la podemos encontrar en cualquier pequeño lugar, sin ella podríamos morir, y con ella podemos hacer muchísimas cosas, desde darnos un rico baño hasta preparar un remedio. Para este remedio casero vamos a tibiar una taza de agua y le vamos a color una cucharadita de sal, para luego, como si fuera un enjuague bucal, llenar nuestra boca con un poco de eso y moverlo de una a otro de manera que llegue a cada rincón de nuestra boca. Vamos a repetir este proceso cada 2 horas y gradualmente iremos viendo cómo se alivia nuestro dolor

Hielo para refrescar el dolor de muelas.

Cuando vemos un hielo, lo primero que pensamos en su temperatura capaz de refrescarnos en el día más caluroso, es fácil de obtener y más barato que cualquier otra cosa para aliviar no solo el calor sino un dolor de muelas, basta con simplemente poner unos cuantos trozos hielo en un pañito y colocarlo en la mejilla a la altura del dolor por unos 20 minutos, su frío nos ayudara a bajar la inflamación y calma el dolor. Debemos tener en cuenta de que si son sensibles no usar esta receta directamente o empeoraremos la situación.

Agua oxigenada para matar bacterias.

El agua oxigenada es utilizada en muchos remedios caseros y es un elemento que debe estar siempre presente en nuestros botiquines de primeros auxilios. El agua oxigenada es un antibacteriano por excelencia debido a que contiene peróxido de hidrógeno, el cual tiene un efecto desinfectante y limpiador. Vamos a humedecer algodón o hisopo y aplicarlo directamente en la muela, otra forma puede ser realizando buches después de lavarnos los dientes y a pocos días veremos cómo se va yendo nuestro dolor junto con las bacterias.

Raíces de jengibre para nuestras muelas.

Muchas personas conocen el jengibre y su sabor, pero pocas saben que tiene muchas propiedades curativas y que a causa de esto se pueden preparar muchos remedios para aliviar nuestras afecciones. Vamos a masticar las raíces de manera que afecten que lleguen al área afectada. Esto nos va a reducir la inflamación y el enrojecimiento, aliviando considerablemente nuestro dolor.

Sal, antiséptico natural.

La sal es un condimento que puede usarse no solo en todos los platos de cocina sino también para muchas afecciones, debido a que es un antiséptico por naturaleza capaz de aliviar dolores, eliminar bacteria y limpiar infecciones. Vamos a colocar un poquito de sal en la muela y dejar ahí hasta que se disuelva, repetiremos este procedo durante 3 días y el dolor ira desapareciendo.

Las cebollas no solo te harán llorar.

Este bulbo que suela estar presente en salsas, ensaladas, carnes y otros platos de comida no solo puede hacernos llorar sino que también puede aliviar un fuerte dolor de muelas. Al igual que el jengibre vamos a masticar unos cuantos aros de cebolla, sobre todo tratando de que la muela afectada sea la más se llene más del jugo de esta pequeña hortaliza, hacer esto una vez al día durante 4 días y veras resultados. Debes tener en cuenta que el olor puede quedar mucho tiempo en tu boca, por eso es recomendable cepillarse muy bien cuando usamos este remedio, sino quieres terminar padeciendo de mal aliento. Esta hortaliza la podemos encontrar en cualquier mercado o incluso si preferimos los ingredientes frescos y recién cosechados podemos sembrarlas en nuestro propio huerto casero y preparar nuestra receta al momento.

Debemos recordar y tener en cuente que siempre y cuando tengamos una buena higiene bucal, vamos a reducir el riesgo de padecer de enfermedades dentales, debemos acudir regularmente al odontólogo, realizarnos limpiezas y evitar masticar cosas muy duras, ya que muchas veces un dolor de muela es ocasionado por fisuras que nos pudimos haber realizado al momento de morder algo muy fuerte y que esto nos haya roto la muela o el diente. Si persisten los dolores después de haber utilizado estos remedios caseros, lo mejor es que vayamos con urgencia al consultorio de nuestro odontólogo de cabecera y que él se encargue profesionalmente de quitar cualquier dolor que nos pueda estar molestando, ya sea causado por caries, muelas partidas entre otros factores.




    Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

    Deje una respuesta

    error: Content is protected !!