Remedios caseros para el asma

6
Comparte Esta Pagina!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Como todos bien sabemos el asma es un problema de las vías respiratorias donde estas son afectadas por distintos alérgenos que desencadenan una reacción inflamatoria y secretora, la cual, provoca un estrechamiento de las vías respiratorias ocasionando a la persona una dificultad para respirar y obligándolo a usar fármacos que ayudan a controlar dicha afección; en algunos casos y para algunas personas estos fármacos son difíciles de adquirir por diversas razones o simplemente no se tiene un centro medico asistencial lo suficientemente cerca para solucionar estos problemas, por lo que siempre es bueno tener una carta bajo la manga como lo son “los remedios caseros”,  fieles amigos de nuestras abuelas y en algunos casos el dolor de cabeza de los médicos.

En este artículo te traemos 7 remedios caseros que te ayudaran a controlar los procesos asmáticos:

La cebolla, te hace llorar pero alivia el asma:

Te preguntaras ¿la cebolla?, así es, la cebolla más allá de ser uno de los ingredientes más usados en nuestras cocinas casi diariamente, es también un excelente antiasmático gracias a uno de sus componentes llamado quercetina, el cual, ayuda a disminuir la inflamación de las vías respiratorias relajando los bronquios y dándonos así un alivio casi inmediato de la crisis asmática. Para preparar este remedio solo necesitamos picar una cebolla por la mitad y colocarla en un recipiente de vidrio junto con dos cucharadas de miel, posteriormente dejarla reposar durante 12 horas dándole a la cebolla el tiempo suficiente de que suelte su líquido y se una con la miel, una vez listo, debemos ingerir por lo menos cuatro cucharadas diarias para así ayudar a disminuir los procesos asmáticos.

El jengibre en té para el asma:

Muchos hemos usado el jengibre para cuando tenemos la garganta irritada y queremos aliviar dicha dolencia, pero tal vez no sabíamos que el jengibre o más específicamente el té de jengibre también nos puede ayudar durante un proceso asmático, y es que su poder broncodilatador ayuda a nuestros bronquios a liberarse del estrechamiento, teniendo un efecto tanto constrictor sobre los músculos  pulmonares, como también un efecto relajante y por lo tanto desinflamatorio de las vías respiratorias.

Lo mejor de todo es que no necesitamos ser unos master chef para saber cómo preparar este remedio, con tan solo rallar un poco de jengibre, colocarlo en una olla con tres tazas de agua hirviendo a fuego lento y dejándolo reposar por 15 min ya tendremos nuestro té listo, solo quedaría servirlo en un taza a través de un colador para apartar los restos de jengibre y podremos tomarnos este remedio casero.

El ajo para espantar vampiros y aliviar el asma:

Un ajo, algo tan pequeño y oloroso que casi nunca falta en nuestra cocina, un excelente condimento y un magnifico aderezo, pero puede este pequeño amigo ayudarnos con el asma?, la respuesta es sí , tenemos aquí un remedio usado por  nuestros ancestros, y es que, antes de estar en nuestras cocinas dándole un buen sabor a las comidas, este pequeño estuvo como opción de algunos médicos del pasado debido a su gran poder antiinflamatorio, es por ello que es uno de los más eficaces para combatir los síntomas del asma.

Este remedio casero es muy fácil de preparar, primero necesitaremos pelar 10 ajos, añadirlos a 1/4 de taza de leche, calentar la mezcla hasta que hierva, dejamos reposar hasta que sea bebible y colamos para evitar los restos de ajo, ¡listo!, tenemos nuestro remedio casero, el cual, debemos ingerir cuando comiencen los ataques asmáticos para disminuir las molestias causadas por esta afección.

Té verde para respirar mejor:

Para las personas amantes del té, tenemos un excelente remedio casero que alivia el asma, fácil de preparar, fácil de conseguir y fácil de digerir; no es más que el té verde, un portador de teofilina, sustancia empleada en muchos de los medicamentos para controlar el asma, ayuda a disminuir la dificultad para respirar, trata los silbidos producidos por las afecciones asmáticas y relaja los músculos de los tubos bronquiales.

Para prepararlo, hacemos como cuando preparamos un té cualquiera, agua hirviendo y una infusión de té verde, servimos en una taza y tendremos un buen remedio para tratar el asma.

El limón para limpiar los pulmones:

En una tarde calurosa nos vendría bien un buen vaso de limonada con mucho hielo para refrescarnos ¿cierto?, pero también es bueno saber que esta fruta cítrica tan deseada en esa tarde, nos puede ayudar en una situación de crisis asmática, ya que el limón por sus propiedades cítricas ayuda a que no se acumule tanta mucosidad en las vía respiratorias, dando como resultado un pulmón menos congestionado y además ayuda a eliminar gérmenes o bacterias que se encuentren en las vías respiratorias. Un vaso de limonada nos puede ayudar a combatir las afecciones del asma pero no solo se puede beber sino que también podemos hervirlo y aspirar el vapor.

El café como broncodilatador:

¿A quién no le gusta el café?, a muchos de nosotros nos gusta, nos quita el sueño, nos calienta cuando frio, lo ofrecemos a las visitas, pero, ¿cuantos sabemos que el café también nos ayuda a controlar el asma?, así es, el café es un broncodilatador efectivo y su componente principal “la cafeína” puede reducir los síntomas del asma. Con tan solo 2 tazas de café al día es suficiente para prevenir dichos síntomas.

Vahos o vapores de eucalipto para liberar nuestras vías respiratorias:

Y si después de tantos ingredientes y opciones para preparar tu remedio casero resulta que no es de tu agrado ingerir estas mezclas y prefieres algún remedio casero que no tenga que beberse, es aquí donde los vapores de eucalipto aparecen, ya que esta planta funciona como un excelente expectorante, favoreciendo la limpieza de nuestros pulmones, ayudando a liberar nuestras vías respiratorias de secreciones o exceso de mocos y brindando un alivio al asmático. Tan solo con poner a hervir agua y varias hojas de eucalipto en una olla, basta para tener listo nuestro remedio casero, luego apagamos el fuego y nos colocamos por encima de la olla consiguiendo así que el vapor que es emanado por el agua hirviendo sea inhalado por nuestros pulmones.




    Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

    Deje una respuesta

    error: Content is protected !!