¡Guía definitiva de generadores!

2

Contenido

Comparte Esta Pagina!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¡El mejor Generador eléctrico para las Casas de Campo!

Las casas de campo son lugares de retiro para disfrutar de la naturaleza, en ellas encontramos un ambiente rústico, temático y acogedor. Los materiales por los que están compuestas suelen ser naturales; tales como madera, piedra, ladrillos, entre otros. Tal como lo indica su nombre, estas suelen estar ubicadas en espacios apartados o campestres. Los que viven es estos lugares o vacacionan en ellos, generalmente buscan paz, tranquilidad y reencontrarse con esos sitios ambientales que todos en algún punto necesitamos, por ejemplo, para escapar de la rutina y el bullicio de la ciudad.

A pesar de que el estilo de estas viviendas se inclina a lo primitivo, siempre es necesario el uso de objetos eléctricos debido a la sociedad moderna en que vivimos. Tal vez uno de los inconvenientes que tienen estos lugares aislados, pero de confort, es el conseguir una fuente de energía eléctrica para el consumo de quienes la habitan. La solución más viable son los generadores eléctricos, los cuales son ideales cuando no se cuenta con un suministro eléctrico estándar.

Los generadores eléctricos son equipos que cuentan con un dispositivo que tiene la capacidad de convertir la energía mecánica en eléctrica. Existe un campo magnético y unos conductores eléctricos, y así, cuando ocurre un movimiento mecánico entre estos dos, se genera una fuerza electromotriz. Así es como se produce la energía eléctrica en estos aparatos. Por ello, los generadores necesitan de cierto elemento combustible que les permita primero la creación de la energía mecánica. La mayoría de estos funcionan con gasolina, gas o diésel.

El mejor generador para una casa de campo

Elegir un generador eléctrico más adecuado para las casas de campo depende de varios factores. Uno de ellos es el tipo, ya que existen varios. Los tipos existentes son los convencionales, invérter y fotovoltaicos.

Los convencionales son los generadores más adecuados para usarlos con ciertas maquinarias llamadas electroportátiles. Ejemplo de estas son las hormigoneras, las taladradoras y bombas de riego, asimismo, también sirven para una cierta cantidad de bombillos. Podemos suponer que este tipo son adquiridos especialmente para el trabajo en industrias o en infraestructuras que requieren un mayor ingreso de energía eléctrica, por ende, no son los más ideales para las cosas de campo.

Por otro lado, los invérter, se usan para equipos electrónicos más caseros, como son el caso de los ordenadores, el aire acondicionado, el televisor, las planchas, las tostadoras, y otros en esa misma clasificación. La razón de esto es que los invérter tienen una garantía de energía estabilizada muy parecida a la que ofrece la corriente eléctrica estándar. Estos generadores son de menor tamaño y más ligeros. El último tipo, los fotovoltaicos, son generadores que pueden funcionar para cualquier uso puesto que no hacen ruido y no necesitan combustible, ya que su fuente de energía es el mismo sol. Estos generadores son totalmente ecológicos y no necesitan mantenimiento por lo que constituyen una gran inversión.

Para las casas de campo, el mejor generador seguramente sería uno fotovoltaico por su practicidad, ya que al estar estas viviendas alejadas de la ciudad se puede convertir en algo dificultoso conseguir la fuente de energía; bien sea gasolina, hidrocarburo u otro, lo cual sí requieren los otros tipos y que no haría falta en el caso de contar con uno fotovoltaico. No obstante, estos aparatos suelen tener un precio mucho más elevado que los demás y adquirir uno es un poco más difícil, pues su funcionamiento depende de un proceso celular más complejo. Básicamente las células fotovoltaicas de las placas o panales, al entrar en contacto con los fotones de la luz solar generan un circuito eléctrico  que será responsable de producir la electricidad en sí. Ya esclarecido esto, debido a sus factores positivos, sería igualmente una inversión muy buena contar con uno de estos para las casas de campo.

Otra opción existente entre este tipo de generadores eléctricos ecológicos, son los llamados hidráulicos. Estos tampoco precisan de alguna sustancia combustible para su funcionamiento, sino de un elemento natural. En este caso, el agua. Aunque los generadores hidráulicos son más difíciles de conseguir en el mercado estándar, las posibilidades también son favorables cuando hablamos de las casas de campo, pues muchas de estas pueden tener en sus adyacencias algún río o riachuelo. El agua posee una energía gravitacional que puede ser muy potente. Cuando esta energía se precipita en un desnivel se convierte en energía cinética, así, lo que hacen estos generadores es usar dicha energía haciéndola pasar por unas turbinas o aspas que a su vez se encargarán de mover los elementos internos del generador, el cual la convertirá en energía mecánica y sucesivamente, en eléctrica. El funcionamiento, pues, es mucho más sencillo que en el caso de las fotovoltaicas, por ende, es posible conseguir generadores más económicos de este tipo en comparación con el caso anterior.

Sin embargo, para aquellas personas que no puedan adquirir por diversos motivos estos generadores ecológicos, para el fin de la casa de campo, el más ideal sería uno invérter. Como se mencionó anteriormente, este tipo es adecuado para el uso de aparatos eléctricos caseros y son los más comunes dentro del mercado. El precio de estos es más económico en comparación con los otros tipos y los que más suelen adquirir las personas para casos especiales en que se encuentren privados de la energía eléctrica común. Por ende, la adquisición de estos es mucho más sencilla, pero precisan de alguna fuente combustible para su funcionamiento. Las tres fuentes de energía más comunes para estos aparatos son el diésel, la gasolina y el gas.

Dependiendo de las fuentes químicas se puede conocer para cuál fin se usará un generador eléctrico. Aquellos que utilizan diésel suelen ser destinados a industrias e instalaciones donde se requiere un consumo prolongado de energía y una carga eléctrica fuerte. Estos generadores son de mayor tamaño y peso, de la misma forma, hacen un ruido de intensidad superior a los que funcionan con gasolina. Los aspectos positivos de este tipo de generador que usa el diésel, es la capacidad de producción de energía, además de que su consumo es menor y por ende, también lo son los gastos para su mantenimiento. Además, su tiempo de vida es más prolongado. No obstante su costo es mucho mayor en comparación con los que funcionan con gasolina. Estos últimos tienen un tiempo de vida menor, son más ligeros, hacen menos ruido y tienen un precio más económico; pero su uso no es ininterrumpido, sino que se debe usar por momentos específicos y cierta cantidad de tiempo que no debe exceder un particular de horas.

En este sentido, elegir entre uno y otro, para una casa de campo en particular, va a depender del fin que tenga ésta. En el caso de que sea una vivienda fija donde una persona, o familia, desarrolla su diario vivir, lo mejor sería escoger un generador eléctrico de diésel por las características ya mencionadas. Sería mucho más cómodo adquirir el diésel cada cierto tiempo al ser su consumo menor, que tener que comprar la gasolina con mayor frecuencia provocando alejarse de la casa. Del mismo modo, al estar los aparatos eléctricos en constante uso, un generador de gasolina que tiene un tiempo de funcionamiento limitado, sería poco práctico.

De lo contrario, si se pretende ir a este tipo de asentamiento para vacacionar por unos días solamente, un fin de semana, u otra ocasión parecida; lo mejor es no hacer un gasto en un generador de diésel cuando no es necesaria tanta energía, sino que para estos casos es de mayor conveniencia usar uno de gasolina. Este generador se puede trasladar con mayor facilidad, hace menos ruido y es preciso para el consumo enérgico que se necesita para solo unos pocos días.

En esta línea, otra característica sobre la que se puede hacer un juicio de diferenciación, es en cuanto a la naturaleza espacial del generador, se pueden distinguir dos tipos: los eléctricos fijos y los grupos electrógenos. Los fijos son comúnmente usados en casas o en instalaciones como oficinas u otro ya que se encuentran anclados, inmovibles. Lo fijos serían más pertinentes en una casa de campo que es habitada de forma permanente. Por otro lado, los grupos electrógenos se recomiendan para los casos en que solo se pretende usar la casa de campo por un tiempo determinado, ya que estos tienen características que los hacen más prácticos.

En conclusión, en caso de sea una vivienda fija lo mejor es usar una de las opciones en generadores ecológicos, si no es posible adquirir uno de estos; lo mejor sería uno invérter de diésel que sea eléctrico fijo. Si por otro lado, estamos ante una casa usada cuyo uso está destinado para ocasiones especiales, la elección más viable es escoger un grupo electrógeno cuya fuente sea la gasolina. Se espera que las casas de campo cuenten con no muchos aparatos eléctricos por su estilo temático, es por esto que se puede permitir para ellas un generador invérter de envergadura menor en cuanto a su capacidad eléctrica.

 

$302,99
$520,00
5 Nuevo Desde $302,99
1 Usado Desde $276,74
Amazon.com
Envío gratuito
Última actualización: julio 18, 2019 10:25 pm

 

¿Cómo elegir el mejor Generador Eléctrico adecuado?

Los generadores eléctricos son aparatos que nos permiten disfrutar de la energía eléctrica sin necesidad de estar conectados a una fuente enérgica estándar. No obstante, a medida que surgen nuevas necesidades eléctricas, también surgen nuevos tipos de generadores, creando así una gran variedad de tipos distintos que responden a situaciones o casos diversos. Para elegir el mejor generador eléctrico adecuado hay dos cosas que necesitamos saber: Los tipos existentes y para qué ocasión son pertinentes.

De este modo, resulta evidente que los generadores se pueden presentar en modelos y diseños diversos. Como esto es así, el hecho de elegir el más adecuado para un caso en particular puede resultar una tarea difícil sino se conoce qué aspectos de estos se debe tener en consideración. Otra cosa importante es saber el funcionamiento de cada uno de los tipos existentes.

Tener en cuenta

Uno de los aspectos a considerar para la elección de un generador eléctrico adecuado es el tipo de combustible. Los tres tipos más conocidos son a base de gasolina, diésel y gas; hablando en términos de los más comunes. Dependiendo del fin que se le quiera dar a este aparato, se puede elegir entre estos tres. Los que usan diésel suelen ser aquellos destinados a un tiempo de uso más prolongado. Podemos estar hablando de varios días o incluso meses. Con base en estas consideraciones, se puede pensar en que este tipo puede estar dirigido a casos específicos en los cuales sea necesario un flujo de corriente eléctrica constante, como puede serlo el sostener la base eléctrica de una vivienda, una empresa u oficina.

Aquellos que usan gasolina, por el contrario, son ideales para un tiempo delimitado de 4 a 6 horas. Así que son más adecuados para situaciones especiales y precisas; por ejemplo, una celebración en la playa o un campo, para pasar un día en una casa de campo o también para una reunión de trabajo en un sitio apartado. Por último, aquellos que usan gas, tienen aspectos positivos como lo es el hecho de que no producen ruido y que son seguros. Su tiempo de uso puede ser prolongado tanto como dure su fuente de combustible. Si son fijos, se pueden conectar a una red de gas, lo cual permite un mayor lapso temporal de uso; pero si son portátiles, se conectan a una bombona de gas. Dependiendo de esta última división, los generadores a base de gas, se pueden usar para casi cualquier caso de los ya mencionados u otro.

Diferencias entre generadores

Otra tipología que surge con base en las consideraciones anteriores, es la de generadores fijos o portátiles. Estos últimos tienen como característica principal su naturaleza de fijeza. Esto quiere decir que sus características espaciales: tamaño, peso, ruido; lo obligan a estar anclado a un lugar donde va a funcionar por un periodo de tiempo largo. Este generador contiene una carga eléctrica grande, además de contar con un interruptor de transferencia que se encarga de suministrar la electricidad del sitio al que esté conectado. Así, estos generadores se instalan cuando su finalidad consiste en sustentar la energía eléctrica de un sitio que requiere una fuente enérgica mayor y por más tiempo, como puede serlo una pequeña industria, una iglesia, una casa, una tienda, una oficina, etc.

Por otro lado, los generadores portátiles, tal como lo indica su nombre, son adecuados para trasladarlos de un lugar a otro; bien sea a mano o en ruedas. Su uso es direccionado a casos específicos de tiempo corto, por ejemplo, celebraciones especiales. Las características que contiene son su ligereza, menor ruido y carga eléctrica menor. Estamos hablando de entre 1000 a 3500 Watts.

Otra diferenciación bajo la que se puede establecer un criterio de selección es a cuánto tiempo trabaja el generador eléctrico. Los de a 2 tiempos son generadores mucho más ruidosos, pero la cantidad de combustible que gastan es menor; además su precio suele ser más económico. Los de a 4 tiempos hacen menos ruido, pero son más costosos. La ventaja de estos últimos es que su vida útil dura más. Estas son cosas que se deben considerar a la hora de elegir entre la variedad de generadores, ya que se debe pensar en la inversión que se pretende hacer dependiendo de la finalidad que se le dará al aparato. Es mejor hacer un gasto mayor si se precisa de un generador de a 4 tiempos, que forzar uno de 2 por su economía bajo el riesgo de que se pueda sobrecargar.

Esto nos lleva a otro aspecto importante a considerar, quizá el de mayor relevancia, y es la potencia. La capacidad de potencia de los generadores, son distintas, y es imprescindible tomarlas en cuenta. No vamos a precisar la misma potencia para la carga eléctrica de tres o cuatro aparatos, a la que necesita toda una industria. La potencia se refiere a la cantidad de trabajo físico que hace el aparato por cierto intervalo de tiempo. Podemos hablar de, por ejemplo una potencia de 2000 revoluciones por minuto (r.p.m.). Se conoce que aquellos generadores que tienen mayor potencia son los que contienen 1500 r.p.m.; al contrario, aquellos de menor potencia tienen más revoluciones por minuto. Los de uso moderado suelen tener de 3000 a 3600 r.p.m.

Así, para saber escoger un generador dependiendo de su potencia, lo ideal es calcular la cantidad de Watts o de revoluciones por minuto (r.p.m.) que requiere la suma de todos los aparatos eléctricos del sitio al que se le va a suministrar de la corriente eléctrica. Los bombillos precisan de cierta potencia menor a la que requieren aparatos como tostadoras o planchas. Los aparatos que necesitan mayor potencia son aquellos que contienen motores de giros como neveras, lavadoras, bombas, etc. Haciendo este cálculo se puede saber cuánta potencia necesita producir el generador eléctrico que se desee adquirir. Todos los generadores muestran estos datos grabados en su blindaje.

En conclusión, tomando en cuenta todos los aspectos mencionados y la tipología explicitada con anterioridad, se puede tener un buen criterio para escoger el generador eléctrico más adecuado según el caso.

 

Última actualización: julio 18, 2019 10:25 pm

 

¿Cómo calcular el consumo eléctrico de un Generador Eléctrico?

Los generadores eléctricos son herramientas que producen energía eléctrica a base de energía mecánica. Esta se alimenta generalmente de algún tipo de combustible. Sea cual sea la base química que usen los generadores, todos comprenden cierta capacidad o potencia, según su clase. Cuando pensamos en conseguir un generador para un sitio en particular, es indispensable hacer una cuenta que nos permita adquirir el más adecuado. Todo aparato eléctrico tiene por su parte un consumo específico de energía eléctrica y, si sumamos el consumo de estos aparatos, obtendremos una cantidad que es la que debe cubrir el generador eléctrico.

Para poder adentrarnos en los cálculos necesarios para saber el consumo eléctrico de los aparatos, debemos en primera instancia aclarar, en cuanto a terminologías, algunas unidades físicas. La más común cuando vamos a hablar del consumo eléctrico de un objeto, es el vatio o watts (W). Esta es la unidad de potencia eléctrica. Cuando hablamos de la corriente eléctrica necesaria de un objeto para funcionar, estamos ante un amperaje (A); del mismo modo, tenemos el voltaje (V) que refiere a la tensión eléctrica que generan las centrales de cada país y que, según estos, puede variar.

Para calcular la potencia o consumo eléctrico de un aparato se hace una cuenta que consiste en multiplicar la corriente eléctrica (A) por la tensión (V). Es decir que: A x V = W

Dijimos ya que la potencia se calcula en watts o vatios; no obstante, cuando esta es muy alta se recurre a otras unidades que son resultado de una transformación. Una es el kilovatio (KW) que es igual a 1.000 W. También existe el megavatio (MW) el cual equivale a 1.000.000 W. Por otro lado, tenemos el Kilovoltiamperio (KVA) que es la unidad que indica la potencia de un generador eléctrico.

Primeramente debemos saber cómo se calcula la potencia de un aparato eléctrico. Esto no sería necesario si el dispositivo ya viene con una etiqueta donde indica su consumo en vatios, lo cual es bastante común. Sin embargo, existen otros en los que solo indican su amperaje (A) y su voltaje (V). Es en estos casos en los que se hace necesario realizar el cálculo explicado con anterioridad. Por ejemplo, si tenemos un aparato eléctrico con 1A y 300V, aplicando la fórmula sería 1A x 300V= 300W. Pero si fuese un dispositivo de 2A con 210V, haciendo la multiplicación de ambos daría como resultado 420W. Diríamos que el consumo eléctrico de ese aparato en particular es de 420 vatios. En el caso de que la potencia del aparato esté expresada en alguna de sus transformaciones, por ejemplo, 400KW; lo único que debemos hacer es la conversión, en este caso, multiplicando por mil, que da un resultado de 400.000W.

Entonces podemos calcular la potencia de todos los aparatos eléctricos a los cuales el generador proporcionará la energía. Sumando los resultados podemos saber la potencia que necesita producir el generador.

Aspectos importantes

Algo importante que se debe tener en cuenta en estos términos es los dos tipos de potencia existentes. Uno de ellos es la potencia basada en resistencia. Este es el tipo que poseen los aparatos de consumo lineal como bombillas, tostadores, planchas, arroceras, etc. Esta potencia es la que aparece señalada en la mayoría de estos dispositivos.

Por otro lado, tenemos la potencia inductiva. Esta hace referencia a la energía de más que requieren ciertos aparatos que contienen motores de giros en el momento de arranque, pues en ese proceso el requerimiento enérgico aumenta. Estamos hablando de lavadoras, neveras, computadoras, bombas, entre otros. La potencia que se necesita en ese instante puede llegar a ser hasta de 3 a 6 veces mayor que la regular en su uso una vez que han arrancado. Para calcular la potencia de este tipo de equipos es necesario tomar en cuenta la energía de más requerida en ese momento, esto se hace dependiendo del tipo de arranque. Los existentes son tres.

En el arranque Directo (DOL), la potencia del aparato se multiplica por 6, en el arranque Estrella Triángulo (ET) se multiplica la potencia por 3. Por último está el arrancador suave o de Variador de Frecuencia (VF), en el cual la potencia se multiplica por 2,5. Generalmente los aparatos suelen especificar en sus manuales o etiquetas el tipo de arranque que tienen. Muchos incluso colocan de una vez la potencia en vatios (W) que requieren sumando su potencia inductiva.

Usemos un ejemplo para calcular la cantidad de energía que necesita cubrir un generador eléctrico. Tenemos dos lámparas de 75W, lo que es igual a 150W y una nevera de 570W, debido al arranque, se multiplica por 3, dando como resultado 1.710W. Los sumamos y nos da, por los dos aparatos un consumo de 1.860W.

De este modo, para hacer un cálculo se debe en un primer lugar hacer una lista de los aparatos eléctricos que estarán en funcionamiento y mirando la placa de cada uno de ellos se puede extraer la potencia real que requieren, o sacar la cuenta dependiendo de los datos que contenga. En este proceso se cuenta también con la potencia de arranque, también conocida como “pico de arranque”; dependiendo del tipo de arranque del objeto se multiplicará según lo explicado anteriormente. Hay que tener en cuenta que algunos aparatos expresan su potencia en caballos de vapor (CV). En estos casos se debe realizar una cuenta sencilla para transformar de CV a W. Cada CV equivale a 736 vatios. De manera que si tenemos un aparato con 3CV, simplemente lo multiplicamos por 736, lo que nos daría un consumo potencial de 2.208W.

Una vez que contamos con la potencia de cada aparato, se suman todas. Dependiendo de la cantidad de aparatos esto nos puede arrojar un resultado muy alto o moderado, como en el ejemplo anterior. Supongamos que tenemos gran número de aparatos eléctricos y obtenemos un número muy elevado, por ejemplo, 4.305.432W. Cuando esto ocurre lo mejor es hacer una transformación a Kilovatios o Megavatios, dividiendo al valor que se desee llevar. Para poder calcular luego cuántos KVA necesita el generador, lo mejor es mejor llevarlo a KW, entonces dividimos la cifra entre 1.000; lo cual nos arroja como resultado 4.305,43KW. Si este número es el consumo enérgico que va a necesitar producir el generador eléctrico, siempre es importante que subamos la cifra un 20% para evitar sobreexponer el generador llevándolo al límite de su capacidad; además te permite prever consumos extras que sean necesarios.

Luego de esto, ese número final debe ser llevado a la equivalencia en KVA. Esto se hace con una fórmula sencilla. La cual es dividir la cifra en KW entre el coseno del pi, es decir entre 0,8. Siguiendo con el ejemplo anterior, dividimos 4.305,43KW entre 0,8 obtenemos 5.381,78KVA. Podríamos entonces necesitar un generador de 5.500KVA. En este caso, el generador requerido debe ser uno fijo de diésel con gran capacidad enérgica. Existen muchos generadores eléctricos que entre sus datos colocan directamente su potencia en KW o incluso en vatios (W), en cuyo caso no tendríamos que hacer esta cuenta.

Ahora, vamos a plantear un nuevo ejemplo para dejar más claro cómo calcular el consumo eléctrico que necesita cubrir un generador eléctrico. El siguiente es un mero caso hipotético. Supongamos que los aparatos que necesitamos sustentar con energía eléctrica son los siguientes: 4 bombillos de 75W cada uno, que nos da un total de 300W; una lavadora de 600W multiplicado por 3 debido al arranque o potencia inductiva, con lo que obtendremos 1.800W; una plancha de 400W y una nevera de 540W más un arranque Directo, multiplicamos por 6 y nos da 3.240W. Estos son todos los dispositivos hipotéticos. Ahora realizamos la suma de la potencia de todos, el resultado es 5.740W.

Seguidamente, transformamos este número en KW. Lo dividimos entre 1.000 y el resultado es 5,74KW. Como ya mencionamos, existen generadores que indican su potencia en esta misma unidad de cálculo; pero de no ser así, debemos hacer la transformación a KVA. De este modo, dividimos la cifra entre 0,8 (coseno del pi), y obtenemos 7,17KVA. A este número le sumamos un mayor margen por seguridad y para que el generador funcione con facilidad; de este modo podemos decir que en este ejemplo, se precisa de un generador eléctrico que soporte un consumo de 8KVA, o bien de 6,6KW.

También se debe tener en cuenta otro aspecto, el cual consiste en hacer un cálculo de revoluciones por minuto (r.p.m.) dependiendo de la cantidad de tiempo que debe trabajar el generador. Las revoluciones por minuto son unidades de frecuencia, refiere a la cantidad de veces que las aspas giran en este tiempo y entre los datos del generador se puede saber de cuántas es. Si se requiere del uso del generador eléctrico por un tiempo no muy largo, menor a 8 horas, se puede usar uno de 3.000 r.p.m.; sin embargo, si el tiempo de uso excede esta cantidad de horas o se pretende usar por un tiempo más prolongado, lo mejor es usar uno de 1.500 o hasta 1.000 r.p.m.

Formas de uso para tu Generador Eléctrico/Gas/Diésel

Los generadores son unos aparatos que han llegado a nuestras vidas para quedarse, independientemente de cómo funcionen, ya sea a gas o Diésel. Estos generadores, para aquellos que no saben aún bien para qué sirven, les digo que funcionan para llevar electricidad de un punto a otro, pasando así, la energía mecánica que se lleva a cabo en el interior del aparato, a energía eléctrica que puede ser usada en casas, edificios, clínicas, oficinas y demás. Con este tipo de aparatos estaremos contando con energía eléctrica todo el tiempo en el lugar al cual el generador le pase dicha energía. Por lo tanto, es ideal para esos momentos cuando hay cortes de energía eléctrica, pues se repondrá de inmediato a través del generador. También es bastante usado en momentos en los que se avecina una tormenta o algo parecido, ya que son momentos en los que la energía eléctrica falla y contamos con ese respaldo que nos ofrece el generador.

Contamos con dos grandes tipos de generadores eléctricos, los que trabajan a gas y los que trabajan con Diésel, o combustible por decirlo de otra manera. Sus formas de uso son bastante similares ya que son usados para exactamente lo mismo: Producir energía eléctrica. Sin embargo, el día de hoy les estaremos hablando de las formas de uso y también mencionaremos algunas ventajas y comparaciones entre estos dos grandes tipos de generadores eléctricos. Pero de igual manera debemos estar claros en una cosa, ante todo, y es que nos servirán para exactamente lo mismo, así uno sea más peligroso que otro, uno más económico que otro y todo ese tipo de cualidades que hará que, para sus puntos de vista, uno sea mejor que el otro. Sin más que añadir, comencemos de una vez y no nos hagamos esperar. Comencemos hablando de los generadores eléctricos que funcionan con gas.

Generadores eléctricos a gas

Comencemos esta parte del artículo hablando en primer lugar sobre lo que es el gas natural y para qué sirve. Debemos recordar pues, que el gas natural es, nada más y nada menos, que un combustible en forma líquida que se obtiene por medio de la perforación en el suelo, que posteriormente se convierte en forma gaseosa y se hace disponible a las poblaciones a través de tuberías, cilindros y contenedores. Estoy segura de que todos en algún momento han utilizado gas, ya que es uno de los productos que más suelen usarse en casa, ya sea para cocinar o para otro tipo de actividades. Sea como sea, el gas natural resulta tan reconocido por su facilidad al usarse y manejarlo, cosa que en comparación con el combustible la diferencia puede ser grande.

Pero centremos entonces en el uso del gas para generar energía eléctrica en estos famosos generadores, valga la redundancia. Si nos centramos en lo que es la instalación de este tipo de generador, tenemos que un generador alimentado a gas natural tiene necesidades de instalación muy similares al generador de motor Diésel. En efecto, la principal diferencia que existe entre ambos generadores es la forma de almacenamiento de combustible y la accesibilidad de la misma. Los generadores que funcionan y trabajan con el gas natural se utilizan mucho sobre todo en las zonas que tienen un suministro de manera constante e ininterrumpida de este combustible a través de la red dedicada y donde los generadores tienen recurrente y uso continuo. Por lo tanto, no es ideal para una zona en la que el acceso al gas natural se vea dificultosa, ya que sería mucho más trabajoso poder mantener a nuestro generador trabajando, lo mismo si no necesitamos verdaderamente este generador, al menos que sea un caso de emergencia. Además de las ventajas que les acabo de mencionar a manera de introducción a muchas otras, pero como todo en esta vida también tiene algunas desventajas notables. Sin embargo, vamos primero con lo bueno, vamos con las ventajas de este tipo de generador de energía eléctrica.

Ventajas

Una de las ventajas de usar el gas como combustible para este aparato, es el hecho de que es un tipo de combustible que resulta mucho más limpio. Incluso mucho más económico que otro tipo de combustibles que podemos conseguir a la venta. Al momento en el que se le compara con otros combustibles fósiles, como lo pueden llegar a ser el carbón, Diésel o la gasolina, los niveles de emisión del mismo gas resultan mucho más baja, por lo que puede ser una opción ecológica. Otra ventaja bastante clara de los generadores eléctricos a base de gas natural, es su uso y fácil adaptación a la reutilización térmica, como la cogeneración. Con cogeneración queremos hablar de este proceso mediante el cual se genera energía eléctrica y energía térmica al mismo tiempo.

Desventajas

Llegamos a la parte más odiada de todas, cuando nos toca hablar de las desventajas de un producto. En primer lugar, dentro de las desventajas de los generadores a gas es el hecho de que solo puede ser instalado en un lugar en el que haya una red de distribución de gas disponible, de otra manera resultaría inútil. El gas natural, si bien es cierto, tiene mayor probabilidad de generar incendios, pero esto dependerá de cómo se usa y el cuidado que se tiene con el mismo. El motor y su sistema son un poco más exigentes que otros, por lo que el precio final puede resultar un poco elevado.

 

Última actualización: julio 18, 2019 10:25 pm

 

Generador eléctrico con Diésel

Llegamos a la segunda parte de este artículo en la cual hablaremos de los generadores de energía eléctrica que funcionan con Diésel. Los generadores Diésel pueden ser utilizados en lugares en los que no existe una red de suministro eléctrico o como resguardo para cualquier caso de emergencia que se pueda presentar, ya que, mediante el mismo, se estará proporcionando dicha energía eléctrica que están necesitando. Este tipo de generadores están disponibles en monofásico o trifásico, por lo tanto, puede sernos de mayor ayuda. En cuanto a los lugares en los que se puede utilizar este tipo de generadores no hay diferencia con el anterior, ay que, al fin y al cabo, son generadores eléctricos y su fin es el mismo. Por ello se puede usar en lugares como las oficinas, hospitales, industrias, casas, torres de telecomunicaciones, entre muchos otros lugares en los cuales puede resultar bastante útil el uso de este tipo de generador eléctrico.

El generador Diésel, es un generador eléctrico pequeño y práctico, con un peso que oscila entre los 20-25 kg, normalmente puede proporcionar bi-fase de alimentación de corriente alterna de 230 V, hasta 700-800 vatios de potencia, resulta lo suficiente para alimentar lámparas o pequeños aparatos como televisores, radios, ventiladores, energía eléctrica y de baja potencia, tales como taladros, destornilladores, molinos y demás. La diferencia entre este generador y el anterior radica en el combustible que utiliza para funcionar, mientras el otro era gas natural, este es Diésel. Por lo tanto, en este caso, con 1 litro de combustible se puede producir electricidad durante al menos 2 horas. Además de esto, podremos ver otras ventajas que les señalaré más abajo.

Ventajas

Una de las mayores ventajas de este tipo de generadores es una sencilla manera de uso y la facilidad que existe cuando se trata de encontrar el combustible para que trabaje, ya que lo podemos conseguir en casi cualquier parte. Los costos del mantenimiento de este tipo de aparato resultan bastante bajos. Además, cabe resaltar la baja probabilidad de incendios que podemos tener con este tipo de generador, ya que se produciría por derrame del combustible, por lo tanto, solo debemos tener cuidado al momento de llenar su depósito con Diésel. Podemos utilizarlo para llevar energía eléctrica a cualquier espacio o lugar donde haya fallas con la misma y trabajará de la mejor manera.

Desventajas

Prácticamente la única desventaja de los generadores eléctricos de Diésel es su mayor nivel de emisión, lo cual terminaría haciéndole un gran daño al medio ambiente. Sin embargo, existen otros nuevos generadores de Diésel que traen un filtro extra, pero su costo es mucho más elevado.

Así es como llegamos al final de este artículo, dejándoles a ustedes motivos y razones para que decidan qué tipo de generador es el mejor para sus necesidades, pues desde allí radicará el uso del mismo. El uso de los generadores eléctricos como tal se mantiene estático, ya que, sencillamente es un aparato que se encarga de llevar energía eléctrica al lugar en el cual lo hayamos instalado. Por lo tanto, dependerá de lugar en el cual necesitemos un producto de este tipo, entonces sabremos el uso que le estaremos dando. Podemos usarlo como respaldo en caso de alguna emergencia si vivimos en una zona en la cual las tormentas son comunes. Por otro lado, también lo podemos utilizar como simple respaldo para momentos en los que haya cortes de electricidad, por ello resulta tan importante que lugares como hospitales cuenten con un generador eléctrico, porque en caso de un corte de luz, una operación podría tener un final grave, pero con un generador eléctrico, la corriente se reestablecería de forma inmediata.

 

Última actualización: julio 18, 2019 10:25 pm

 

¿Cuánto consume un Generador? Eléctrico/Gas/Diésel

Los generadores eléctricos resultan prácticos, ideales y de mucha ayuda para todo tipo de momentos en el que podamos sufrir de una falla eléctrico o un corte de la misma corriente eléctrica. Este tipo de cortes, dependiendo del país y del momento por el cual se esté pasando, pueden ser muy comunes o poco comunes. Usualmente este tipo de fallas se dan en momentos de tormentas, por lo que puede resultar algo por lo que pasamos de forma común si vivimos en alguna zona costera. De igual manera puede suceder si hay fallas en la central de energía eléctrica en nuestro país, por lo cual podemos pasar mucho tiempo sin electricidad, más del que nos gustaría. Es allí donde entren los generadores eléctricos a nuestras vidas, pues nos sirven como respaldo para ese tipo de momentos. En especial para las grandes industrias, oficinas, escuelas y, sobre todo, hospitales o cualquier centro de salud. Este tipo de lugares son uno de los que más necesitan un generador eléctrico como respaldo, ya que, si sucede algún corte eléctrico y se está en medio de una operación grave, los resultados pueden ser desastrosos. En cambio, si cuentan con un generador eléctrico, pueden seguir con la operación con total normalidad ya que la corriente se reestablecería de manera inmediata. Lo mismos sucede en centros comerciales o locales que trabajen con puntos de venta, si se va la electricidad, quedarían paralizadas las ventas. Como estos casos hay muchos otros en los cuales podemos ver la importancia de contar con un generador en cualquier tipo de lugar.

Sin embargo, antes de llegar a adquirir este tipo de aparatos hay varios cálculos que debemos sacar. En especial sobre su consumo, ya que es lo que nos podría sacar más dinero de nuestro bolsillo después de haber realizado la compra del aparato. Por ello, debemos estar conscientes de cuánta energía se consume en nuestro hogar o en el lugar para el cual esté destinado este aparato, porque de otra forma, podríamos estar comprando uno con poca potencia o con demasiada potencia, así que es un cálculo que debemos realizar. Desde ese cálculo sabremos cuál generador es el mejor para lo que necesitamos, desde todos los tipos de modelos, de potencia y de funcionamiento.

Para poder saber cuánto consume los aparatos eléctricos que tenemos en el hogar o en el lugar en el cual necesitamos el generador, podemos recurrir a varias opciones. En primer lugar, revisar los mismos aparatos o los manuales de ellos, ya que usualmente en ellos se nos dice cuánta energía consume, por lo que podemos conocer de forma fácil y rápida el consumo de todos y cada uno de los aparatos que tengamos y que necesitamos que nuestro generador respalde. En caso de que no contemos con ese tipo de especificaciones en el producto o en sus manuales, podemos recurrir a buscarlo en internet, ya que podemos encontrar una lista de cualquier tipo de productos con el aproximado de consumo de cada uno de ellos. En cambio, si el lugar para el cual necesitamos el generador eléctrico es un lugar bastante grande, como lo puede ser una fábrica, clínica u hospital, entonces podemos recurrir a un electricista, ya que el podrá hacer un chequeo de todos los aparatos y darnos el resultado final del consumo en general.

En caso de que ninguna de estas opciones nos agrade, entonces también podemos llegar a sentirnos científicos nosotros mismos porque podemos calculas cuánto consume cada aparato de cualquier lugar con una simple ecuación, es cuestión de que sepamos hacerlo y de que nos guste hacer este tipo de cosas, ya que, de otra forma, ésta nos parecerá la opción más tediosa de calcular el consumo. Pero para aquellos que les gusta, les explicaré cómo hacerlo.

En primer lugar, debemos elegir un aparato para calcular su consumo, no podemos pretender calcular el consumo de todo en general. Debemos entonces contar con tres factores que se hayan en el aparato, que son su amperaje, voltaje y vatio. El amperaje es la corriente eléctrica que necesita el aparato para funcionar, el voltaje es la tensión eléctrica que suministran las centrales eléctricas a las casas, esto es el algo que puede variar dependiendo del país en el que estemos, y finalmente el vatio que es la unidad de potencia eléctrica y la cual será nuestro resultado final. Teniendo estos tres factores a la mano lo que debemos hacer para saber cuánta energía consume un aparato o, en otras palabras, para obtener el vatio del mismo, tan solo debemos multiplicar el amperaje por el voltaje y nuestro resultado será el vatio, que será pues la cantidad de energía que consume. Espero que esto sea algo que les guste hacer, de otra forma, solo deben recurrir a las opciones anteriores, esto lo explico para las personas que les gusta las matemáticas y los cálculos. Además, es básicamente eso lo que calcularía un electricista.

Una vez contemos con un resultado final y concreto de lo que consumimos en el lugar en el que necesitamos un generador eléctrico, es cuando debemos proceder a comprar uno que cubra toda esa potencia eléctrica, porque de otra manera, estaríamos comprando un generador que genere electricidad suficiente para una sola habitación. Dependiendo de nuestras necesidades o las necesidades del lugar debemos buscar un solo generador lo suficientemente potente como para generar electricidad para todo el lugar, o varios pequeños que se dividan para que llegue la electricidad a todo el lugar. Usualmente para una casa o un solo local se presta el uso de uno solo, pero cuando hablamos de fábricas, clínicas, centros comerciales, edificios y demás, suelen necesitar más de un generador, por ello resulta tan importante conocer el consumo eléctrico de nuestra casa.

Una vez conozcamos el consumo eléctrico de nuestra casa, es hora de saber cuánto consumen de por sí los generadores. Debemos recordar que existen dos grandes tipos de generadores eléctricos: los que trabajan con gas y los que trabajan con combustible Diésel. Cada uno de ellos consume cantidades diferentes de los combustibles que utilizan, por ello también necesitamos saber cuánto consumen cada uno de ellos, para buscar el que mejor nos sirva tanto para la electricidad de nuestros hogares, como para nuestra billetera, porque a veces el acceso a gas o Diésel en cantidades enormes puede resultarnos mucho más caro que el mero generador. Así que, también me encargaré de hablarles acerca de cuánto consumen estos dos tipos de generadores, buscando de esa manera, que todo les salga de la manera más económica posible, puesto que estamos siempre en busca de traerles solo lo mejor. Sin más que añadir, comencemos con estas partes del artículo.

Generador eléctrico con Diésel

Los generadores eléctricos que trabajan con combustible Diésel son uno de los más conocidos, usados y vendidos en el mercado de todo el mundo, gracias a lo sencillo que resulta conseguir el combustible para recargar el generador. Entonces debemos preocuparnos, en este caso, por cuánto combustible puede llegar a consumir este tipo de generador de energía eléctrica. Debemos saber que esto va a depender de muchos factores, como lo son: El consumo propio del lugar, la cantidad de aparatos a los cuales el procesador debe pasarles energía, la capacidad del depósito del mismo generador, su potencia y demás. Por lo tanto, no podemos decir que consume una cantidad exacta de combustible puesto que puede llegar a consumir cantidades variadas dependiendo de todo este tipo de factores.

Podemos encontrarnos, por ejemplo, con un generador pequeño que puede llegar a alcanzar los 700W puede llegar a consumir un simple litro de combustible en un tiempo estimado de dos horas. En cambio, si necesitamos mucha más potencia o tenemos muchos más aparatos a los cuales llevarles corriente eléctrica, como es el caso de las fábricas, nos podemos encontrar con un generador de 500KW 4 o 6 litros por hora. Todo es cuestión de mera proporción del consumo de todos los aparatos en general. Por ello, siempre se recomienda que si, por ejemplo, el generador va a ser utilizado para llevar energía eléctrica a una casa, mientras esté funcionando el mismo, deberían tenerse apagados la mayoría de los aparatos y tener encendidos solo los que verdaderamente necesitemos en el momento. De esta manera, estaremos ahorrando energía y a la vez disminuirá el consumo que realizará el generador de su combustible. Por otro lado, si ya estamos hablando de casos como las fábricas en las cuales la producción debe seguir sin parar ningún momento, son muchos más los aparatos que necesitan estar trabajando de manera constante y al mismo tiempo, por ello la potencia que necesitan es mucho mayor. Es entonces, en esos casos, cuando se puede llegar a ver cómo un generador Diésel puede llegar a consumir hasta 120 litros de combustible por una hora.

Vamos viendo, de esa manera, como depende de muchos factores el consumo que pueda estar realizando este tipo de aparato. Si lo necesitamos para la casa, podemos buscar la manera de ahorrar el consumo del mismo, puesto que no necesitamos tener encendidas todas las bombillas al menos que sea de noche, ni tampoco necesitamos tener todos los ventiladores, televisor y aparatos de ese tipo encendidos al mismo tiempo. Podemos buscar la manera de tener unas pocas bombillas encendidas, junto con nuestra computadora, un ventilador al menos o por lo menos para cargar nuestro teléfono celular, que no hay peor cosa que estar en medio de un corte de energía eléctrica y no tener batería en el celular, así que podemos aprovechar el generador para ello. Con esto, nosotros mismo podremos medir cuánto consume nuestro generador.

Em cambio, lo que son fábricas, hospitales, clínicas, centros comerciales y ese tipo de lugares, necesitan tener un respaldo potente y constante en caso de una falla de energía, porque necesitan estar trabajando en todo momento, apagar una maquinaria sería perder de igual manera horas de trabajo. Por suerte, ese tipo de compañías tiene el dinero suficiente para gastar 120 litros de combustible Diésel o más por cada hora en la que no cuenten con electricidad. Así que ya saben, todo depende de muchas cosas, por ello es tan importante saber cuánto consume el lugar en general para poder saber cuánto combustible consumirá el generador, puesto que es algo que está totalmente ligado y se vuelve una relación interdependiente. No olviden que, con este tipo de generadores, nosotros podemos elegir cuánto estará consumiendo.

 

$1.254,15
$2.199,99
14 Nuevo Desde $1.253,65
5 Usado Desde $940,61
Amazon.com
Envío gratuito
Última actualización: julio 18, 2019 10:25 pm

 

Generador eléctrico con gas

Llegamos a la parte en la que hablaremos del consumo que produce los generadores eléctricos que funcionan con gas natural. Este tipo de generadores son otros de los más usados, gracias a que su emisión es mucho más baja y ayuda mucho más al medio ambiente, en comparación con los que trabajan mediante combustible, por ello los generadores eléctricos a base de gas han sido considerados como una solución verde. El caso es que, la diferencia más evidente y la que más resalta es el con qué funcionan, mientras otros funcionan con combustible, estos funcionan con gas.

Hasta cierto punto puede resultar difícil tener un generador que trabaje con gas, ya que necesitamos que esté conectado a una red de distribución de gas, la misma que se distribuye hacia nuestro hogar y demás, iría conectado por esa misma tubería. Por ello, en algunos países en los que el gas no es distribuido por tubería hacia la misma casa, este tipo de generador no funciona. En cambio, si el caso es que sí contamos como una distribución de gas por tubería, este generador sería genial para nosotros.

Hay países en los que el gas cuesta lo mismo sin importar cuánto gastemos durante el mes, en ese tipo de países este generador resultaría bastante económico en cuanto a su consumo, ya que no tendríamos que pagar dinero extra por la cantidad de gas que usemos con el mismo. Todo esto es gracias que este tipo de generador verde es excelente porque estará conectado a la tubería que distribuye el gas a nuestro hogar, por ello no nos cobrarían más. En los casos en los que sí nos cobren dependiendo del gas que gastemos, tampoco debemos preocuparnos mucho, puesto que realmente no consume tanto gas como pueden consumir combustible los que trabajan con ello.

Utilizar un generador a base de gas, si bien puede tener ciertos riesgos si no se maneja con el cuidado adecuado, puede ayudar mucho al medio ambiente y a nuestro bolsillo, porque tanto su consumo como su emisión es algo bastante bajo. De igual manera, podemos conseguir generadores de todo tipo de capacidades, al igual que los que trabajan combustible, las potencias son distintas y podemos elegir el que mejor nos convenga dependiendo del consumo de energía que tenga nuestro hogar o el lugar para el cual estamos en busca de un generador de energía.

Al igual que el anterior, este tipo de generador eléctrico podrá consumir más o menos dependiendo del consumo en total de todos los aparatos eléctricos que se encuentren dentro del lugar para el cual está destinado este generador de energía eléctrica. De la misma manera que en el anterior podemos decir que todo dependerá de muchos factores, por ello yo desde mi lugar en el mundo no puedo decirles con exactitud cuánto consumirá su generador, puesto que depende del lugar como tal o también puede depender de los aparatos indispensables que necesiten mantenerse trabajando de manera constante. Así que es algo que dependerá única y exclusivamente del consumo de energía total que tengan el lugar donde será utilizado el generador eléctrico.

Las mayores diferencias y comparaciones que pueden influir con mayor importancia en la decisión de cuál generador comprar será en las ventajas y desventajas que cada uno de ellos puede llegar a presentar. Entre las desventajas las más notables son, en el caso de trabajar con Diésel, que tiene una mayor emisión y eso puede dañar bastante al ambiente y contribuir a la contaminación de nuestro planeta tierra. Por otro lado, la desventaja de los que funcionan con gas natural es su gran probabilidad de generar incendios por usarlo mal o instalarlo mal o no darle el mantenimiento correcto y necesario. En cuanto a las ventajas de estos tipos de generadores son prácticamente las mismas, porque ambos sirven para lo mismo y los dos funcionan de la misma manera, ya que de ambos podemos conseguir generadores de la misma potencia, pero esto ya son cosas y factores que pueden leer con mayor profundidad en otros artículos que van sobre ello.

En resumen, son ustedes, como usuarios de este tipo de artefactos, los que sabrán decidir, gracias a todo lo que han leído sobre ellos en este artículo, cuál es el mejor para ustedes, el que va a satisfacer sus necesidades de la mejor manera posible y el que les salga más económico, pero que no por ello sea mediocre. No tenemos porqué gastar mucho si necesitamos un generador para una casa, sea para lo que sea, pues nosotros podemos decidir cuánto consumirá ya que, por ejemplo, podemos utilizar una sola habitación con todo encendido para que el consumo sea menor y no gastemos tanto en cuanto a inversión monetaria. Muchas personas no ven la necesidad de tener un generador de energía eléctrica en su hogar, pues creen que este tipo de aparatos están creados para lugares grandes donde sea totalmente necesaria la energía eléctrica constantemente y en todo momento, pero lo que no saben es que, ante cualquier tipo de tormenta o fenómeno, este tipo de aparatos nos pueden ayudar bastante, serían una especie de salvavidas de alguna manera. Ya que, ejemplo, si viene algún huracán y no va a haber energía eléctrica por unos cuantos días, estos generadores eléctricos son nuestra salvación, al menos para tener la comida resguarda y fresca en la nevera. Es por ello que resulta buena idea tener un generador y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo.

Así que ya saben todo lo que tienen que buscar y lo que tienen que hacer para buscar el mejor generador para ustedes, incluso saben cómo sacar la cuenta del consumo eléctrico de los aparatos del lugar para el cual necesitan el generador, tienen todas las herramientas necesarias en sus manos para sacar todos los cálculos que deben tener, incluso para sacar las cuentas ustedes mismos, pero ya verán cuál opción tomarán para ello. Lo importante es que no olviden sacar esa cuenta, sea de la manera que sea, porque entonces podrían estar comprando un generador demasiado potente o uno para nada potente, por lo que podrían necesitar otros generadores más, así que pueden buscar con esto la manera de que compren un solo generador que les rinda y funcione para llevar energía a todos y cada uno de los aparatos que consumen electricidad. De esta manera, no necesitarán gastar más dinero del que necesiten porque, de hecho, lo que buscamos con este artículo es que ahorren lo más posibles de todas las maneras que existen.

Entonces, este artículo se da por terminado, ya que tienen todas las especificaciones necesarias para realizar una compra ideal del mejor generador eléctrico que puedan conseguir, independientemente de si trabaje con gas o con Diésel, porque es algo que decidirán ustedes mismos en cuanto a sus propias posibilidades. Espero haberlos ayudado de la mejor manera, para que así, ustedes puedan tener una mejor idea de todo lo que implica tener un aparato de este tipo en nuestro o en cualquier otro lugar, por ello espero haberlos ayudado a elegir el mejor, el que más les convenga y que pueda satisfacer todas las necesidades eléctricas de los artefactos que ustedes posean. No olviden analizar en primer lugar las disposiciones del lugar, si tiene tubería de gas o no, si tenemos cómo conseguir el combustible y todo ese tipo de cosas que necesitaremos saber antes dar el gran paso de realizar la compra como tal. Con este tipo de aparatos no podemos guiarnos por el que se vea más lindo, sino que debemos decidirlo teniendo en cuenta un montón de factores que pueden intervenir, tal como les explique en este artículo.

 

Última actualización: julio 18, 2019 10:25 pm

 

Formas de uso para tu Generador Eléctrico/Gas/Diésel

Los generadores son unos aparatos que han llegado a nuestras vidas para quedarse, independientemente de cómo funcionen, ya sea a gas o Diésel. Estos generadores, para aquellos que no saben aún bien para qué sirven, les digo que funcionan para llevar electricidad de un punto a otro, pasando así, la energía mecánica que se lleva a cabo en el interior del aparato, a energía eléctrica que puede ser usada en casas, edificios, clínicas, oficinas y demás. Con este tipo de aparatos estaremos contando con energía eléctrica todo el tiempo en el lugar al cual el generador le pase dicha energía. Por lo tanto, es ideal para esos momentos cuando hay cortes de energía eléctrica, pues se repondrá de inmediato a través del generador. También es bastante usado en momentos en los que se avecina una tormenta o algo parecido, ya que son momentos en los que la energía eléctrica falla y contamos con ese respaldo que nos ofrece el generador.

Contamos con dos grandes tipos de generadores eléctricos, los que trabajan a gas y los que trabajan con Diésel, o combustible por decirlo de otra manera. Sus formas de uso son bastante similares ya que son usados para exactamente lo mismo: Producir energía eléctrica. Sin embargo, el día de hoy les estaremos hablando de las formas de uso y también mencionaremos algunas ventajas y comparaciones entre estos dos grandes tipos de generadores eléctricos. Pero de igual manera debemos estar claros en una cosa, ante todo, y es que nos servirán para exactamente lo mismo, así uno sea más peligroso que otro, uno más económico que otro y todo ese tipo de cualidades que hará que, para sus puntos de vista, uno sea mejor que el otro. Sin más que añadir, comencemos de una vez y no nos hagamos esperar. Comencemos hablando de los generadores eléctricos que funcionan con gas.

Generadores eléctricos a gas

Comencemos esta parte del artículo hablando en primer lugar sobre lo que es el gas natural y para qué sirve. Debemos recordar pues, que el gas natural es, nada más y nada menos, que un combustible en forma líquida que se obtiene por medio de la perforación en el suelo, que posteriormente se convierte en forma gaseosa y se hace disponible a las poblaciones a través de tuberías, cilindros y contenedores. Estoy segura de que todos en algún momento han utilizado gas, ya que es uno de los productos que más suelen usarse en casa, ya sea para cocinar o para otro tipo de actividades. Sea como sea, el gas natural resulta tan reconocido por su facilidad al usarse y manejarlo, cosa que en comparación con el combustible la diferencia puede ser grande.

Pero centremos entonces en el uso del gas para generar energía eléctrica en estos famosos generadores, valga la redundancia. Si nos centramos en lo que es la instalación de este tipo de generador, tenemos que un generador alimentado a gas natural tiene necesidades de instalación muy similares al generador de motor Diésel. En efecto, la principal diferencia que existe entre ambos generadores es la forma de almacenamiento de combustible y la accesibilidad de la misma. Los generadores que funcionan y trabajan con el gas natural se utilizan mucho sobre todo en las zonas que tienen un suministro de manera constante e ininterrumpida de este combustible a través de la red dedicada y donde los generadores tienen recurrente y uso continuo. Por lo tanto, no es ideal para una zona en la que el acceso al gas natural se vea dificultosa, ya que sería mucho más trabajoso poder mantener a nuestro generador trabajando, lo mismo si no necesitamos verdaderamente este generador, al menos que sea un caso de emergencia. Además de las ventajas que les acabo de mencionar a manera de introducción a muchas otras, pero como todo en esta vida también tiene algunas desventajas notables. Sin embargo, vamos primero con lo bueno, vamos con las ventajas de este tipo de generador de energía eléctrica.

Ventajas

Una de las ventajas de usar el gas como combustible para este aparato, es el hecho de que es un tipo de combustible que resulta mucho más limpio. Incluso mucho más económico que otro tipo de combustibles que podemos conseguir a la venta. Al momento en el que se le compara con otros combustibles fósiles, como lo pueden llegar a ser el carbón, Diésel o la gasolina, los niveles de emisión del mismo gas resultan mucho más baja, por lo que puede ser una opción ecológica. Otra ventaja bastante clara de los generadores eléctricos a base de gas natural, es su uso y fácil adaptación a la reutilización térmica, como la cogeneración. Con cogeneración queremos hablar de este proceso mediante el cual se genera energía eléctrica y energía térmica al mismo tiempo.

Desventajas

Llegamos a la parte más odiada de todas, cuando nos toca hablar de las desventajas de un producto. En primer lugar, dentro de las desventajas de los generadores a gas es el hecho de que solo puede ser instalado en un lugar en el que haya una red de distribución de gas disponible, de otra manera resultaría inútil. El gas natural, si bien es cierto, tiene mayor probabilidad de generar incendios, pero esto dependerá de cómo se usa y el cuidado que se tiene con el mismo. El motor y su sistema son un poco más exigentes que otros, por lo que el precio final puede resultar un poco elevado.

 

Última actualización: julio 18, 2019 10:25 pm

 

Generador eléctrico con Diésel

Llegamos a la segunda parte de este artículo en la cual hablaremos de los generadores de energía eléctrica que funcionan con Diésel. Los generadores Diésel pueden ser utilizados en lugares en los que no existe una red de suministro eléctrico o como resguardo para cualquier caso de emergencia que se pueda presentar, ya que, mediante el mismo, se estará proporcionando dicha energía eléctrica que están necesitando. Este tipo de generadores están disponibles en monofásico o trifásico, por lo tanto, puede sernos de mayor ayuda. En cuanto a los lugares en los que se puede utilizar este tipo de generadores no hay diferencia con el anterior, ay que, al fin y al cabo, son generadores eléctricos y su fin es el mismo. Por ello se puede usar en lugares como las oficinas, hospitales, industrias, casas, torres de telecomunicaciones, entre muchos otros lugares en los cuales puede resultar bastante útil el uso de este tipo de generador eléctrico.

El generador Diésel, es un generador eléctrico pequeño y práctico, con un peso que oscila entre los 20-25 kg, normalmente puede proporcionar bi-fase de alimentación de corriente alterna de 230 V, hasta 700-800 vatios de potencia, resulta lo suficiente para alimentar lámparas o pequeños aparatos como televisores, radios, ventiladores, energía eléctrica y de baja potencia, tales como taladros, destornilladores, molinos y demás. La diferencia entre este generador y el anterior radica en el combustible que utiliza para funcionar, mientras el otro era gas natural, este es Diésel. Por lo tanto, en este caso, con 1 litro de combustible se puede producir electricidad durante al menos 2 horas. Además de esto, podremos ver otras ventajas que les señalaré más abajo.

Ventajas

Una de las mayores ventajas de este tipo de generadores es una sencilla manera de uso y la facilidad que existe cuando se trata de encontrar el combustible para que trabaje, ya que lo podemos conseguir en casi cualquier parte. Los costos del mantenimiento de este tipo de aparato resultan bastante bajos. Además, cabe resaltar la baja probabilidad de incendios que podemos tener con este tipo de generador, ya que se produciría por derrame del combustible, por lo tanto, solo debemos tener cuidado al momento de llenar su depósito con Diésel. Podemos utilizarlo para llevar energía eléctrica a cualquier espacio o lugar donde haya fallas con la misma y trabajará de la mejor manera.

Desventajas

Prácticamente la única desventaja de los generadores eléctricos de Diésel es su mayor nivel de emisión, lo cual terminaría haciéndole un gran daño al medio ambiente. Sin embargo, existen otros nuevos generadores de Diésel que traen un filtro extra, pero su costo es mucho más elevado.

Así es como llegamos al final de este artículo, dejándoles a ustedes motivos y razones para que decidan qué tipo de generador es el mejor para sus necesidades, pues desde allí radicará el uso del mismo. El uso de los generadores eléctricos como tal se mantiene estático, ya que, sencillamente es un aparato que se encarga de llevar energía eléctrica al lugar en el cual lo hayamos instalado. Por lo tanto, dependerá de lugar en el cual necesitemos un producto de este tipo, entonces sabremos el uso que le estaremos dando. Podemos usarlo como respaldo en caso de alguna emergencia si vivimos en una zona en la cual las tormentas son comunes. Por otro lado, también lo podemos utilizar como simple respaldo para momentos en los que haya cortes de electricidad, por ello resulta tan importante que lugares como hospitales cuenten con un generador eléctrico, porque en caso de un corte de luz, una operación podría tener un final grave, pero con un generador eléctrico, la corriente se reestablecería de forma inmediata.

 

Demasiado bajo para mostrar
Amazon.com
Última actualización: julio 18, 2019 10:25 pm

 

¿Cómo reparar tu Generador Eléctrico

No podemos tener un generador eléctrico y pretender que no debemos saber nada sobre él para utilizarlo. Como todo tipo de aparato eléctrico debemos estar conscientes de su uso y cuidado adecuado, pero no acabamos allí, también debemos saber cómo reparar ciertas cosas que se nos pueden presentar. Con este tipo de aparatos debemos tener el mayor cuidado posible en todo momento y ante cualquier tipo de situación. El día de hoy, les estaré hablando sobre ciertos conocimientos básicos que debemos tener en cuenta si nuestro generador eléctrico necesita de algún tipo de reparación, ya sea porque se le haya dañado una u otra parte.

Cabe aclarar el hecho de que ante cualquier situación lo más recomendable es recurrir a técnicos expertos en el asunto, porque de otra forma, podríamos correr peligro al intentar repararlo de nuestra propia mano. Sin embargo, hay ciertas cosas básicas y sencillas que podemos hacer para intentar repararlo o intentar encontrar la razón por la que no quiere funcionar de forma adecuada nuestro generador. Por ello, más abajo en este texto les estaré hablando sobre ciertas acciones que pueden realizar para reparar su generador o hallar la falla que puede poseer. En caso de que no lo logren con estas especificaciones, es entonces cuando no hay más opción que gastar dinero con un experto, porque ya nosotros no podemos hacer más nada. De igual forma, estas recomendaciones que les daré les puede servir para revisar que el técnico esté haciendo lo correcto al momento de la reparación. Así que, sin más que añadir, empecemos con estas recomendaciones para reparar un generador eléctrico.

Ante cualquier problema que se pueda presentar en nuestro generador eléctrico y debamos revisarlo, tenemos que, en primer lugar, desconectar el generador para poder revisarlo bien en su totalidad, porque de otra forma, pueden surgir accidentes al momento de estar operando con materiales de baja calidad o con algunos cables que estén defectuosos, cosa que podría causarnos cualquier tipo de daño. Por eso no deben olvidar que tiene que desconectar su generador antes de revisar cualquier cosa.

Luego de ese primer paso tan esencial que debemos dar, tenemos que medir el voltaje del generador, mediante un voltímetro de CA a través de la aplicación de un banco de carga, esto nos ayudará a descartar algunas que otras fallas que se puedan presentar. Ya que, si nuestro generador no cuenta con al menos un mínimo de 110 voltios, entonces puede estar sufriendo de distintas fallas como lo pueden ser: El sistema de escape obstruido, el motor podría hallarse fuera de tono o tal vez pueda haber algunos anillos desgatados o válvulas quemadas. Esas son las probabilidades si nuestro motor no cuenta con eso esenciales 110 voltios, así que podemos comenzar a descifrar desde allí su falla.

De igual manera, otro paso con el que debemos seguir en este proceso, es revisar la existencia de fusibles quemados o de interruptores automáticos. Esto debido a que, si el generador mismo se niega a establecer un ningún tipo de tensión en lo absoluto, podría estar fallando gracias a un exceso de su capacidad. Teniendo en cuenta que los fusibles son los que se encuentran en todo tipo de sistema eléctrico para proteger, en este caso, al generador y todo lo que se llega a conectar a su toma de corriente, debemos tener en claro que un fusible más grande no nos va durar mucho más tiempo que uno pequeño. Por ello, siempre resulta mucho más recomendable quemar un fusible que sea pequeños a quemar uno grande y que, junto a él, se queme también el equipo. Así que, recuerden tener esto en cuenta al momento en que necesiten cambiarle el fusible al generador eléctrico.

Otras de las situaciones con las cuales nos podríamos llegar a encontrar al momento de reparar un generador eléctrico, es el hecho de que motor funciona de manera excelente, pero que su capacidad en las tomas de corrientes o su misma potencia sea esporádica. En caso de que la situación que se nos presente sea esa, existe la probabilidad que el problema sea con la conexión existente entre el motor y el generador, por lo que cual, la potencia del motor no se transmite hasta el generador. Por ello debemos centrarnos entonces en revisar la parte donde se crea dicha conexión, ya que pudieron haberlo conectado mal al momento de instalarlo o pudo haber venido con algún cable dañado.

En caso de que el generador eléctrico que estamos reparando no presente ningunas de averías que les mencione anteriormente, es entonces que necesitan buscar a un técnico especializado para que le haga una revisión completa y más a fondo. Podemos buscar cualquier técnico que conozcamos, alguno que ya nos haya arreglado de forma correcta algún aparato de nuestro hogar. De igual forma, podemos estar pendientes de las garantías que nos ofrecen las marcas o las franquicias vendedoras de este tipo de producto, ya que algunas garantías nos ofrecen servicio técnico gratuito dentro de un tiempo estimado luego de haberlo comprado, por lo que podemos recurrir a esos técnicos, ya que serán los que tendrán mayor conocimiento en el tema y es un servicio que, por estar bajo una garantía, nos saldrá totalmente gratis, por lo que nunca está de más aprovecharlo.

Espero que hayan entendido bien las especificaciones que les acabo de dar si desean reparar su generador eléctrico. También espero que logren hallar bien las fallas parte por parte, para no saltarse alguna cosa y que la falla se encuentre dentro de las recomendaciones iniciales. Todo lo que les acabo de explicar está pensado para que ustedes mismos puedan intentar reparador su propio generador eléctrico o, por lo menos, encontrar la posible falla. De igual manera, debemos recordar que siempre será bueno tener a la mano un buen técnico, porque por más que sea hay cosas que nosotros no podemos resolver por una u otra razón y debemos recurrir a un técnico. Sin embargo, vale la pena intentarlo.

 

 

Estas son las mejores formas para cuidar tu Generador Eléctrico

Los generadores eléctricos al igual que cualquier tipo de aparato debe de tener su cuidado y mantenimiento propio, de tal forma, que su tiempo de vida útil sea mayor y que trabaje siempre de la mejor manera. Es por ello que el día de hoy les hablaremos de las mejores formas a las que pueden recurrir si tienen un generador eléctrico. Teniendo en cuenta que, además de conocer su uso y mantenimiento básico, tal y como lo dice en el manual de instrucciones que debe de traer, hay muchas otras cosas que debemos tener en claro para que nuestro generador eléctrico funcione con la mayor normalidad posible todo el tiempo y para que nos dure por muchos años.

En primer lugar, una de las cosas que debemos tomar como precaución, es comprobar bien el motor antes de poner a trabajar al generador. Esto es algo que nos dicen en el manual, pero nunca está de más recordarlo, puesto que nos puede ahorrar algún accidente. Este generador debemos colocarlo en un lugar donde el suelo esté firme y bien nivelado, evitando colocarlo en lugares donde haya arena o nieve. Además, debemos asegurarnos bien de que esté totalmente firme y equilibrado en todo momento, porque en caso de que se llegue a voltear por alguna razón, puede derramar combustible, por lo que podríamos estar ante un riesgo de incendio.

Al mismo tiempo, para evitar cualquier tipo de incendio que pueda surgir, debemos mantener nuestro generador alejado de cualquier otro aparato mientras lo tenemos en funcionamiento. Esto funcionará de manera que el generador tenga una buena ventilación y no se vea rodeado de otro montón de objetos, esto nos ayudará a que siempre esté ventilado. También debemos mantener alejados del generador, tanto cuando esté encendido como cuando esté apagado, de todo tipo de objetos inflamables, esto también para prevenir cualquier tipo de incendio. De igual manera, como cualquier objeto peligroso, debemos estar atentos de que los niños y animales no se acerquen al generador, para evitar cualquier accidente, ya que con tocar en algún lugar que no sea adecuado pueden generar descargas eléctricas o cualquier cosa de las cuales nos podemos arrepentir después, por ello solo deben manejarlo o acercarse las personas que conozcan su funcionamiento y sean precavidos.

Si hablamos del momento en el que está siendo instalado o conectado el generador, debemos estar conscientes de que debe hacerlo un personal cualificado para ello, puesto que un generador que esté mal instalado puede llevar a generar realimentación de la corriente que irá desde el generador hasta las líneas a las que le esté sirviendo la electricidad. Esta realimentación lo que puede causar es la electrocución de los trabajadores de la compañía. De igual manera, podría electrocutar a las personas que tengan contacto con las líneas al momento de un corte de electricidad. Luego, al momento en el que la corriente funcionara de nuevo, el generador podría explotar, pudiendo explotar con él o no las líneas de todo el lugar al cual le esté llevando energía, ya sea un edificio o cualquier tipo de instalación que requiera electricidad. Por ello, no debemos dejar la instalación del generador a manos de cualquiera persona, debemos buscar a una persona que esté totalmente cualificada para ello, que al menos haya instalado algún otro generador en su vida.

El silenciador del generador puede estar a una temperatura bastante elevada durante su funcionamiento, por ello podría llegar a causar quemaduras a cualquier ser vivo que lo tocará en ese momento. Por ello, si nos vemos en la necesidad de llevar nuestro generador o toro lugar, debemos esperar algunos minutos luego de apagarlo, porque de otra forma, llevarlo podría ser una oportunidad para quemarnos las manos y estoy segura de que no quieren eso. También podemos terminar muy mal si tenemos el generador en un lugar donde le pueda caer lluvia, nieve o que de alguna manera le llegue agua, porque entonces, cuando lo vayamos a tocar, podremos salir electrocutados de la situación. De la misma manera, debemos evitar tocarlo con las manos mojadas. Todas las precauciones que puedan tomar con este tipo de aparato, deben tomarlas siempre.

Cuando llegue el momento de repostar el generador, es decir, llenarlo de combustible de nuevo, también debemos tener algunos cuidados que me encargaré de mencionarles a continuación. Debemos, ante todo, hacerlo en un lugar que esté fresco o que por lo menos tenga alguna fuente de ventilación y, sobre todo, el motor debe estar apagado, de otra manera resultaría muy peligroso repostarlo. Mientras hacemos esto, debemos evitar fumar o que alguien fume cerca, de igual manera no debe haber ningún tipo de llama o chispa cerca de nosotros mientras llevamos a cabo ese proceso. Tampoco debemos llenar demasiado el depósito y debemos asegurarnos de que, una vez terminado de repostar, el tapón haya quedado bien cerrado. Así que, ya saben los cuidados que deben tener al momento de repostar su generador eléctrico.

Además de todo esto, también hay pequeños detalles que son un poco obvios, pero que valen recordar, como evitar que se riegue alguna cantidad de combustible mientras los estamos repostando, porque pueden causar incendios. También debemos recordar que no debemos encender el motor en lugares cerrados, ya que expulsa monóxido de carbono y la inhalación de dicho elemento puede dejarnos sin conciencia por un rato o sencillamente acabar con nuestras vidas. De igual forma, las personas que lo monitoreen o estén a cargo de él, debe de usar una ropa adecuada, para protegerse lo mejor que pueden.

Todas estas recomendaciones están pensadas para que, tanto ustedes como su generador eléctrico, tengan el mejor cuidado posible en todo momento. Es un aparato bastante potente, pero delicado al mismo tiempo, por cualquier cosa que hagamos mal con él puede causar incendios, descargas eléctricas y hasta explosiones. Así que, para evitarles a ustedes todo ese tipo de cosas, les sugiero que sigan siempre al pie de la letra todo lo que les acabo de decir.

 

$849,00
9 Nuevo Desde $849,00
3 Usado Desde $766,74
Amazon.com
Envío gratuito
Última actualización: julio 18, 2019 10:25 pm

 

10 preguntas frecuentes sobre generadores eléctricos.

1.- ¿Por qué necesito comprar un generador eléctrico?

Las ventajas de comprar un generador de energía son muchísimas, en ciertos casos en el lugar en donde vivimos tenemos ciertos fallos con la luz y esta es la mejor opción para solucionar este problema. Pero no solo si tenemos problemas en nuestras casa, en ocasiones podemos llevarlo a otros lugares, dependiendo de su g, para poder tener energía en ciertos lugares en donde no hay nada de energía como en el campo o cualquier otro sitio, las faltas de luz son la mayor razón por la que debemos comprar un generador de energía.

2.- ¿Qué tamaños de generadores eléctricos existe?

En el mercado existen muchísimos tipos de generadores eléctricos, realmente es que mercado nos da muchísimas opciones y en líneas generales hay de todos los tamaños y para todas las necesidades, hay unos muy grandes y con muchísima potencia que le pueden dar energía a un edificio entero para poder utilizar artefactos de alta gama, pero en otros casos hay unos más pequeños y con una potencia menor, para las personas que lo que queremos utilizar no necesita de demasiada energía eléctrica o realmente no necesitamos algo tan potente.

3.- ¿Cuánto combustible gasta un generador de energía?

Esta pregunta es por demás interesante y es una de las cosas de las cuales más debemos de estar al pendiente, pues es muy importante, ya que en ciertos lugares del mundo el combustible es muy costoso y si tenemos un generador de energía que consume muchísimo combustible terminaremos gastando bastante dinero, pero la cantidad de combustible dependerá del tipo de generador de energía, no existe una cantidad base, debemos de estar al pendiente del tamaño del generador y también del uso que le daremos además de otros aspectos como que si el generador tiene un sistema de ahorro de combustible más eficiente o no.

4.-¿Un generador de energía hace ruido?

Esto es muy interesante de responder, principalmente debemos de entender que el generador de energía está compuesto por un motor y desde este momento ya debemos de estar bien claros que sí podrá generar una cantidad de ruido interesante, será menor o mayor dependiendo de qué tan grande sea y cuál sea la potencia, también tenemos que tener en mente que funciona con combustible y esta es otra de las cosas más interesantes, en definitiva sonará nuestro generador de energía, pero lo que hará que sea mayor o menor el sonido dependerá si tiene un sistema de atenuación del sonido  o no.

5.- ¿ Los generadores eléctricos se sobre cargan?

Sí, los generadores eléctricos se sobrecargan casi como cualquier otro tipo de aparato que funcione con un motor y que funcione con combustible, las sobre cargas vienen dada por un uso excesivo y poco propio de nuestros generadores de energía, realmente si lo mantenemos en un uso bastante consciente no terminaremos con el generador sobre cargado, y esto también depende de para qué esté hecho y de su potencia, si compramos un generador de baja gama con el que solo podremos utilizar ciertos artefactos no debemos utilizar los que tengan mayor energía.

6.- ¿Qué tipo de artefactos podemos utilizar con un generador eléctrico?

Esto inevitablemente dependerá de qué potencia tenga nuestro generador de energía, en la mayoría de los casos podemos utilizar los bombillos de la casa, también se pueden utilizar artefactos sencillos como la televisión, radios o la licuadora, pero también hay generadores de energía en los que podemos conectar neveras, aires acondicionados de alta fuerza de energía eléctrica, todo esto dependerá de qué generador de energía compremos, está sobre dicho que en un generador de energía de un bajo arranque no podemos conectar un aire acondicionado pues se dañará.

7.- ¿Los generadores eléctricos se recalientan?

Aunque esta sea una de las preguntas más comunes es una de las más lógicas, esto es perfectamente factible, pues no debemos de dejar de tener en cuenta que los generadores de energía por tener un motor y por funcionar con combustible pueden llegar a altas temperaturas, y el recalentamiento dependerá de su uso, si lo encendemos y tenemos pocos artefactos conectados no debería de recalentarse con tanta facilidad, pero si tenemos un generador de energía a todo lo que da, es posible que se recaliente con facilidad, este recalentamiento también dependerá del sistema de enfriamiento que posea, no todos tiene el mejor y en ocasiones algunos sí, pero tenemos que estar conscientes también que debemos de colocarlo en un lugar en donde reciba un poco de ventilación.

8.- ¿Cuánto tiempo puedo utilizar un generador de energía?

La mayor parte de los generadores de energía están diseñados para ser utilizados por un tiempo prolongado, pensando en los déficit de luz que en ocasiones se pueden presentar, en un promedio de 5 horas o más es lo que dura encendido un generador de energía esto puede cambiar dependiendo del tipo de generador, de su potencia y de cómo lo estemos utilizando, pues si se recalienta en ocasiones debemos parar, dejarlo descansar y continuar en otro momento, pero realmente el tiempo puede cambiar dependiendo de nuestras necesidades.

9.- ¿Qué sucede si recaliento un generador de energía?

Son varias las cosas que nos pueden suceder si recalentamos nuestro generador, esto no debería suceder, principalmente porque están hechos para alcanzar altas temperaturas y presión, pero si tenemos muchos artefactos en funcionamiento puede suceder. En cuanto a los daños que se causarán vienen dados por una disminución del tiempo de vida de nuestro generador de energía, así mismo como un daño del sistema de enfriamiento, puede comenzar a hacer ruidos extraños y más fuertes además de dejar de funcionar con la misma calidad de lo normal.

10¿Cuál es el tiempo de vida de un generador de energía?

Esto dependerá de muchísimos factores, principalmente la manera en la que lo utilizamos es una de las que más puede influir en el tiempo de vida, realmente esto es lo que hace la gran diferencia, pero en líneas generales un generador de energía puede durar muchísimo tiempo entre unos 5 a 10 años, dependiendo de su uso, podemos prologar o disminuir dependiendo del uso y de qué cantidad de cosas que le conectemos, realmente puede variar muchísimo.



Última actualización: julio 18, 2019 10:25 pm




    Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

    Deje una respuesta

    error: Content is protected !!