10 hombres en donde el alcohol los traicionó

1
Comparte Esta Pagina!
  • 90
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    90
    Shares

En la actualidad se tiene una percepción un tanto interesante en cuanto a la figura del hombre, aunque no es la misma de hace unos 20 o 30 años tiene ciertos vestigios pero no ha cambiado. A lo largo del tiempo siempre vemos que el hombre debe tener un comportamiento determinado enmarcado en lo correcto, serio, analítico, pensativo y “perfecto” además de siempre ser adecuado y encontrar siempre una solución para todo, pero con el pasar de los años esta percepción ha cambiado un poco y ha  dejado de ser tan cuadrado y ha tomado otra forma a tal punto que la concepción del hombre en sociedad es un tanto distinta, todas estas características que aquí nombre una a una están vistas desde la sobriedad, pero cuando se tienen unos tragos encima las cosas cambian.

Estar entre amigos, hombres, y beberse unas cervezas o cualquier tipo de alcohol que se nos pueda pasar por la cabeza, desde el más suave hasta el más fuerte, siempre es divertido, pues la pasamos bien, contamos nuestras anécdotas y nos ponemos al día con lo que ha pasado en nuestras vidas con nuestros trabajo, hijos, estudios, esposas y novias. Todo esto suena muy genial si todos los hombres en ese grupo tuviesen una buena bebida y reaccionaran calmadamente al alcohol y su nivel de intoxicación no fuese tan alto a tal punto de no saber ni su nombre y menos darse cuenta de todas las idioteces que hacen.

Es común ver como dentro de un grupo de amigos hay diferentes modelos, el primero que podemos encontrar es el amigo llorón, que cuando se toma más de dos cervezas comienza a llorar y a buscar su celular para llamar alguna de sus ex para reprocharse o disculparse por algo que hizo hace al menos unos 5 años. También tenemos al amigo que quiere a todo el mundo, este luego de haber bebido un poco comienza a abrazar y a decirle que quiere, ama e idolatra a todos los de la fiesta, es tan meloso como una novia los primeros 3 días de una relación. Así mismo tenemos a el amigo peleón, que este apenas huele el alcohol se convierte en otra persona y comienza a pelear por todo, desde la posición de los cuadros en la pared  hasta por quién no le bajó la palanca a el inodoro en el baño, este puede ser uno de los más peligrosos, pues las peleas se pueden tornar personales, y lo menos que queremos es recordarle al día siguiente que madreó a media fiesta solo porque no quería que se comieran las botanas. Otro de los amigos más característico es el que hace show, este cuando tiene unos tragos encima sale de él ese lado travesti que tiene y comienza a poner canciones icono pop para bailarlas e inevitablemente su lado femenino sale, y aunque el diga que no existe siempre estarán esos amigos para recordárselos al día siguiente y si tienen videos mucho mejor.

Por esto y muchas cosas más a continuación les presentamos 10 situaciones en donde los hombres los traicionó el alcohol, si te sientes identificado por ti o por algún amigo en una de estas situaciones es momento de dejar el alcohol o recomendar a tu amigo beber menos:

 

1.-Cuando ya no ves sexo y estás caliente:

En ocasiones al estar ebrio se elevan los niveles del deseo sexual, y si estás en una reunión con solo amigos y tienes ciertas tendencias no tan heterosexuales lo más seguro es que termines en los brazos de tu amigo Carlos el de contabilidad, esto no podría ser un problema, lo que crea el conflicto es que todos se den cuenta o que quede grabado o filmado

 

2.- Cuando ponen tu canción favorita y te enloqueces:

La mayor parte de las personas cuando nos colocan nuestra música preferida comenzamos a andar como locos para bailarla, pues nos encanta, el problema radica en que cuando estás ebrio la mejor opción es montarte en la mesa y hacer de las tuyas, pero eso no siempre resulta bien.

 

3.- Cuando tomas el teléfono celular:

Tener el celular y unos tragos encima nunca es buena combinación, puedes terminar llamando a una ambulancia o a tu esposa contándole todas tus marramucias, sin darte cuenta de lo que estás haciendo

 

 

4.- Terminar preso:

Terminar preso y estar ebrio al parecer van de la mano, cuando estamos en este estado muy pocas de las cosas que hacemos son correctas, y decirle al policía que te paró que su mamá es una mujer de la mala vida jamás termina bien.

 

5.- Cuando te enredas con la más fea de la fiesta:

El alcohol es una de las cosas que causa mayor miopía temporal en el mundo, cuando estamos ebrios todo el mundo es más hermoso y esto puede ocasionar que termines besándote con la más fea y rara de la fiesta, y no te darás cuenta hasta que no tengas el agua al cuello.

 

6.- Borrarte hasta ni saber tu nombre:

Al momento de beber en ocasiones lo hacemos sin medida, y esto puede ocasionar que terminemos dormidos en cualquier sitio no muy indicado, puede ser en un mueble dentro de la casa o en una banqueta en la calle.

 

7.- Cuando te quitas la ropa:

Si estamos intoxicados por el alcohol, nos comienza a dar calor, a veces la solución es prender un aire acondicionado, otros no piensan en eso y terminan en ropa interior mientras los fotografían.

 

8.- Cuando nos dejamos tomar fotos en medio de la peda:

Debería ser ilegal que nos tomen fotos en estas situaciones, pues siempre terminamos pareciendo cosas de otro mundo, nuestro rostro es diferente y hacemos caras raras y parecemos poseídos.

 

9.- Terminar intentando hacer yoga para ebrios:

Terminar en ciertas posiciones incómodas a la hora de estar ebrios es normal, pues de un momento a otro estás sentado en el inodoro intentando hacer del dos, cuando decides que es el instante perfecto para hacer el saludo al sol.

 

10.- Ser el objeto de bromas de tus amigos:

Tener amigos, un plumón y a ti mismo dormido  jamás puede terminar bien, siempre serás el hazmerreír de todos al día siguiente, pues la tinta era indeleble y no podrás quitarlo hasta dentro de una semana.

 

 




    Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

    Deje una respuesta

    error: Content is protected !!